Se encuentra usted aquí

Trabajadores realizaron reparación del grizzli de la tolva de descarga del edificio de trituración

Emprendiendo acciones certeras en las áreas neurálgicas de la Operadora de Bauxita para garantizar el impulso productivo de Bauxilum, trabajadores adscritos a las gerencias Manejo de Mineral e Ingeniería y Servicios, realizaron la reparación de las diez vigas que conforman el grizzli de la tolva de descarga del edificio de trituración ubicado en la mina de bauxita.
El trabajador Francisco Hernández, dibujante proyectista adscrito a la Gerencia Ingeniería y Servicios, señaló que el grizzli o parrilla de la tolva de descarga- como también se conoce-, es un área de alta prioridad, pues es donde inicia la molienda de la bauxita necesaria para la continuidad operativa.
“Aquí es donde comienza el proceso de producción. Es en esta área donde los camiones roqueros voltean el mineral, pasa de esta tolva a un apron feeder y luego va al molino, por lo tanto decimos que esta es una tolva de recepción de mineral. Si nosotros no iniciamos este trabajo, habría sido bastante difícil emprender la producción desde esta área”, explicó.
 
Rediseño del tope de frenado
El trabajo de ingeniería también incluyó el rediseño del tope de frenado para los camiones roqueros. Originalmente elaborada a partir de concreto, la defensa o tope de protección, presentaba serios daños en su estructura, por cuanto fue necesario implementar su rediseño a partir de planchas metálicas derivadas de material reutilizable.
En condiciones óptimas la descarga de mineral se calcula en 1.600 toneladas métricas (TM) por hora. Las dificultades que presentaban tanto el lado Este y Oeste del tope de defensa, impedían alcanzar esta cifra. “Ambos lados estaban bastante deteriorados, el lado Este se mantuvo fuera de servicio por un año y la parte Oeste quedó inhabilitada desde el pasado mes de enero. Ya con esta premura encima decidimos tomar acciones para hacer la corrección”, detalló Hernández.
 
Optimización de tiempo y recursos
El equipo de estudio metalmecánico de las gerencias Manejo de Mineral e Ingeniería y Servicios, estuvo al frente de estas labores que se llevaron a cabo en un período de veintiún días. La iniciativa además de optimizar el tiempo de ejecución de la obra, significó un ahorro sustancial de recursos económicos y recortes de procedimientos.
“Tradicionalmente una reparación de este tipo pasa por un proceso de licitación, proyecto y búsqueda de material, todo una logística que demanda un largo período. Nosotros con esta iniciativa aminoramos los costos, optimizamos el tiempo y además, le damos una vida útil a un material que estaba en desuso”, puntualizó Hernández.
Pese a las limitaciones esta cuadrilla conformada por siete trabajadores se planteó como propósito desarrollar el proyecto durante las jornadas diarias de trabajo, resultando la materialización exitosa de esta obra de ingeniería. “Estamos comprometidos con el reimpulso productivo de nuestra Empresa, dispuestos a trabajar y seguir aportando para fortalecer nuestros procesos industriales”, mencionó Julio Urbina, trabajador adscrito a la Gerencia Manejo de Mineral.
En este sentido, tanto la reparación del grizzli como la restauración del tope de frenado, son iniciativas concebidas desde el compromiso, responsabilidad y nivel de valoración de nuestra clase trabajadora que se muestra consecuente en la tarea de implementar estrategias y proyectos que favorezcan la productividad de Bauxilum y por supuesto, de toda la industria del aluminio en Venezuela.
Los trabajadores participantes de esta obra recibirán la certificación como soldadores por parte de la Universidad de los Trabajadores “Jesús Rivero” (UBTJR). Esto como parte del proceso de autoformación que se adelanta a través de dicha institución en sinergia con Bauxilum. 

Categoría: