Se encuentra usted aquí

Bauxilum celebra su Vigésimo Cuarto Aniversario apostando al reimpulso productivo

Hace 24 años, Interamericana de Alúmina (Interalúmina) y Bauxita de Venezuela (Bauxiven) representaban los eslabones iniciales de la cadena productiva del aluminio nacional, un 23 de marzo estas factorías se fusionaron formalmente para dar origen a la que hoy es Bauxilum: el eje de una maquinaria industrial desarrollada para el beneficio de todas y todos los venezolanos.

 

El proceso productivo de Bauxilum inicia en Los Pijiguaos, municipio Cedeño del estado Bolívar, con la explotación de bauxita en la mina a cielo abierto. El mineral es trasladado vía fluvial en un recorrido de 600 kilómetros a través del Orinoco, hasta la zona industrial Matanzas en Ciudad Guayana. La bauxita es sometida a un proceso químico conocido como proceso Bayer, para transformarse en alúmina calcinada grado metalúrgico.

 

La alúmina es la principal materia prima para la producción de aluminio primario, además tiene una multitud más amplia de aplicaciones industriales en áreas tan diversas como vidrio, pintura, cerámica y refractarios. Es por ello que la estatal de alúmina constituye la génesis de un entramado industrial que cuenta con alianzas con empresas del sector público y privado; apuntando siempre al desarrollo productivo de la nación.

 

El mineral de bauxita, también tiene una utilidad estratégica de mayor amplitud que su condición fundamental para el aluminio, pues es también un insumo en la industria cementera venezolana para obtener la mezcla del conocido cemento portland, utilizado extensivamente en el sector construcción incluyendo la Gran Misión Vivienda Venezuela.

 

Adicionalmente, Bauxilum produce un componente denominado hidrato de alúmina, el cual se obtiene en una fase intermedia del proceso de producción de alúmina calcinada. El hidrato es necesario para la producción de sulfato de aluminio, elemento utilizado por las empresas hidrológicas en el proceso de potabilización del agua. En virtud de esto, Bauxilum mantiene un encadenamiento con empresas de dicho sector como Ferralca y Ácidos y Minerales de Venezuela, y por ende, juega un papel primordial en el suministro de agua potable para la población venezolana.

 

Su rol estratégico hace de Bauxilum un espacio de encuentro donde se hace visible el esfuerzo y el compromiso de cientos de venezolanas y venezolanos que desde Los Pijiguaos hasta Matanzas, le continúan dando vigencia y sentido a esta empresa que es el corazón del aluminio venezolano

 

Optimismo para avanzar

La empresa productora de alúmina tiene en sus trabajadoras y trabajadores, cargados de conocimientos y vocación, un activo irremplazable para encarar con éxito el futuro y superar cada uno de los retos presentados.

El Gobierno Bolivariano, liderado por el presidente Nicolás Maduro Moros, trabaja arduamente en el impulso del nuevo modelo económico, que priorice las capacidades de la clase obrera venezolana y su incidencia positiva para conquistar cualquier objetivo. Y es en las voces de las trabajadoras y los trabajadores de Bauxilum que se evidencia el amor hacia la empresa que por años ha prodigado bienestar para miles de familias venezolanas.

Erasmo Tomedes, quien labora en la operadora de Los Pijiguaos, se muestra optimista frente al futuro de la empresa. Aseguró que mediante el trabajo responsable y eficiente de todas y todos, podremos vencer los obstáculos y avanzar hacia una nueva etapa de producción que brindará beneficios a toda la clase trabajadora y al país.

 

“Mi mensaje para todos los compañeros que trabajamos tanto en la Operadora de Bauxita como en la Operadora de Alúmina, es que continuemos apoyando a la empresa con nuestros conocimientos y capacidades, porque solamente a través de nuestro aporte podremos derribar las limitaciones”, sostuvo.

 

En la planta de Matanzas, Roberto Guilarte, quien fue uno de los trabajadores pioneros en el área de Manejo de Lodo, valoró el sentido de superación alcanzado dentro de Bauxilum.“Hay que ver la empresa como nuestra, más allá de que es un trabajo remunerado, es una oportunidad de hacer vida y carrera, por eso hay que ver a Bauxilum como un hogar”, afirmó o Guilarte, como un llamado también a las generaciones de relevo. Agregó que “todavía me quedan etapas que cumplir en Bauxilum, así que espero seguir creciendo hasta que llegue el momento de salir por la puerta grande, ese es el proyecto de todos”.

 

Desde el mismo sentido del optimismo que colman las niñas y niños de la Unidad Educativa Bauxiven, ubicada en el campamento de Los Pijiguaos, la docente Elvira Ledezma extendió una invitación a que “hagamos las cosas con amor y alegría porque la vida es hermosa y debemos apreciarla. Nuestro buen ánimo, sin duda nos va a permitir ser mejores trabajadores”.

Ingenio, creatividad, innovación y sobre todo, voluntad para salir adelante en medio de las dificultades, son principios elementales que definen la personalidad de la clase trabajadora bauxilumnista.

 

Justicia social en la tierra de encuentros

Afianzados en la metodología del “Punto y Círculo” que propuso el Comandante Eterno de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, y que hoy es herramienta del Gobierno Bolivariano, las empresas de propiedad pública se han convertido en trincheras de acción social para promover políticas al servicio de toda la comunidad.

 

Es en este sentido que Bauxilum mantiene firme su compromiso para poner a disposición de la población sus capacidades y potencialidades logísticas y humanas, que han sido reconocidas a lo largo de los años en escenarios industriales y que hoy se entremezclan al calor del pueblo.

 

En la parroquia Los Pijiguaos del municipio Cedeño, donde se encuentran los yacimientos de mineral de bauxita, la empresa mantiene un compromiso permanente ofreciendo al servicio público sus infraestructuras hospitalarias y educativas. El campamento de trabajadores además sirve de base para la articulación de los diferentes organismos estatales que se despliegan en este amplio territorio.

Con el compromiso de las trabajadoras y los trabajadores de la Operadora de Bauxita se llevan adelante operativos médico-asistenciales, jornadas alimentarias y el desarrollo de obras civiles, acompañando así el desarrollo sustentable de la población que hace vida en esta región del estado Bolívar.

 

Con base en garantizar el derecho a la salud se conjugan una serie de esfuerzos para dar respuestas en esta materia, iniciativas que cobran aún más valor considerando las características geográficas de los centros poblados y el reto que plantea llevar servicios médicos a las áreas de difícil acceso. Con esta premisa, durante el año 2017 se ejecutaron más de 2.500 atenciones médicas a la población indígena y no indígena de las parroquias Los Pijiguaos y La Urbana.

Asimismo, en Ciudad Guayana, donde se encuentra la Operadora de Alúmina, Bauxilum también se insertó en el engranaje social del Gobierno Bolivariano, ejecutando un conjunto de políticas que se desarrollan durante todo el año a través de la Gerencia Desarrollo, la Oficina de Atención al Ciudadano y la juventud organizada de Bauxilum.

 

Los principales frentes de acción están orientados en la capacitación, promoción de la economía popular, atención directa a las comunidades y articulación con los organismos y misiones del estado venezolano.

Categoría: